Invertidas

Actualizado: 21 feb

El objetivo final de la práctica del Yoga no es hacer invertidas. Las famosas y admiradas posturas de cabeza abajo y pies arriba, fascinan y asustan a muchos estudiantes y admiradores del Yoga.


Soltar la necesidad de hacer invertidas está en el proceso interno de la no expectativa y autoconocimiento. Significa que si tienes el deseo de aprender hacer invertidas e incluirlas en tu práctica, está bien. Sin embargo, no significa exigir esta práctica ni el alcance de la misma.


En el Yoga todo tiene su propio despertar, su momento de alcance desde el punto de vista energético y psicofísico. Cuando pones una expectativa muy alta en algo y conviertes esa meta en una obsesión, te estarás alejando de tu esencia de luz y amor y generando desequilibrio interno.


Cuando se logra cualquier postura por el puro placer de estar conectado a ese aprendizaje y consciente del desarrollo, la ligereza del logro viene con ello.


Esta es la gran diferencia entre un deportista y un practicante de Yoga. Cuando practicas un deporte, pones determinación, disciplina y mucho entrenamiento, muchas veces llevando el cuerpo más allá del esfuerzo permitido. Motivo de tantas lesiones además del esfuerzo y movimiento repetitivo.


En la práctica del Yoga debe haber determinación y disciplina, pero el entrenamiento es algo que va de la mano con mover tu energía, comprender tu estado psicológico y sobre todo, respetar cómo te sientes y saber parar y luego seguir adelante.


Entonces, si solo quieres aprender a hacer invertidas, te aconsejo que hagas un Taller de invertidas, practiques Gimnasia Olímpica o Circo. Porque en Yoga nadie es más o menos "Zen" si no practica o no sabe hacer paradas de cabeza o de manos.


La práctica del Yoga no es una competencia, ni es el lugar para exacerbar el ego. Por el contrario, es un lugar de autodescubrimiento, de evolución interna y externa. El yoga es aprender a llevar lo que aprendes en el mat (tapete de yoga) a tu vida cotidiana. Es tomar la conquista de la ligereza y la conciencia de estar en una invertida para la vida cotidiana, es decir, es tomar la confianza en uno mismo, la respiración consciente, el autocontrol, la estabilidad corporal y el placer de permanecer. Mientras estos aspectos no estén bien desarrollados internamente en ti, la postura invertida puede incluso ser conquistada, pero no presentará la ligereza de la permanencia.




14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo