Posturas que ayudan a aliviar el estrés

¿Una enfermedad o una costumbre de la mente humana moderna?


El estrés causa mucho daño, como muchos saben. Si no nos damos cuenta de lo estresados ​​que podemos estar y de cuánto tiempo producimos esta carga emocional en nuestro cuerpo y mente, que el cuerpo hable.


¡Es eso mismo! Cuántas veces has buscado a un médico por problemas de salud en órganos como estómago, hígado, garganta, piel, sistema urinario, cabello, y el pronóstico fue: estrés. Lo más probable es que el médico no haya encontrado las causas visibles de su problema de salud.


El estrés puede provenir de causas emocionales de ira, angustia, ansiedad, melancolía, preocupación. ¡No! Esto no se trata del otro. Esto es sobre ti. ¿Cómo reaccionas ante las situaciones que experimentas en tu vida diaria? La forma de ver el problema y manejar el problema. Cuánto te aferras a la situación y la consumes.


Lo bueno es que si fue producido por la mente, podemos buscar la solución del equilibrio a través de la mente misma. Hay posturas y ejercicios de respiración y la propia meditación que ayudan a aliviar el estrés. Para obtener información sobre el uso de la respiración para aliviar el estrés, lea aquí.


Normalmente, cuando nos estresamos, ponemos tensión en algunos grupos musculares: espalda, hombros, cuello, mandíbula. Entonces, ¿qué podemos hacer con las posturas de Yoga? Utilícelos a nuestro favor para relajar estos grupos musculares y llevar nuestra conciencia (mente) a la respiración.


Postura de Torción

Torcer el torso ayuda a masajear órganos como el estómago, el hígado y los intestinos, mejorando la digestión. También estiran los músculos de la espalda.


Se puede sentar en el suelo o en una silla. Simplemente siéntate, inhala profundamente y mientras exhalas gira el torso hacia un lado. Si es posible, mientras haces el giro, puedes llevar el ombligo hacia adentro al exhalar; esto ayuda a profundizar la rotación y masajear los órganos aún más.


Con los ojos cerrados, es posible sentir aún más el movimiento que hace el cuerpo para girar y dejar que el cuello gire al último. Recuerda hacer lo mismo por el otro lado.


Permanezca en la postura durante el tiempo que funcione para usted, contando las respiraciones por la nariz. Sugerencia: 1min o 3 a 5 respiraciones lentas.



Postura de Flexión Lateral

Esta expansión lateral del tórax ayuda a liberar la tensión de los músculos de la espalda y los hombros. También ayudan a masajear órganos como el estómago y el hígado.


Sentado en el suelo o en el sofá. Apoya una mano en el costado, inhala profundamente levantando la otra mano, mientras exhalas empieza a flexionar tu cuerpo lateralmente ayudando a crear un límite físico de la postura con el apoyo de la mano o antebrazo. Trate de mantener el hombro separado de la oreja. Recuerda hacer lo mismo con el otro lado y cierra los ojos enfocándote en cómo respiras.


Permanezca en la postura durante el tiempo que funcione para usted, contando las respiraciones por la nariz. Sugerencia: 1min o 3 a 5 respiraciones lentas.



Postura de Movilidad de la Columna

Postura Vaca
Postura Gato

La combinación de estas dos posturas ayuda a aliviar la tensión en la espalda al estirar los músculos de la espalda, los hombros, el cuello y el abdomen. Cuando puedes llevar tu ombligo hacia adentro en la postura del gato, ayuda a masajear tus órganos intestinales.


En cuatro apoyos (postura de la mesa), mientras inhala lentamente, comience a curvar la columna hacia abajo. Comenzando el movimiento con las caderas que se van hacia arriba. Terminando el movimiento de postura del cuello mirando al horizonte.


Mientras exhala lentamente, comience a curvar la columna hacia arriba. Iniciando el movimiento con las caderas llevándolas hacia adentro. Finalizando el movimiento de la postura con el cuello acercando el mentón al pecho.


Si no puedes llevar las rodillas al suelo, haz el mismo movimiento para ambas posturas sentado en el suelo o en una silla. Coloques las manos sobre las rodillas y movilices las caderas, la columna y el cuello, igual a cuatro apoyos.


Sugerencia: con los ojos cerrados, observando cómo respiras y cómo se mueve tu cuerpo al tiempo de tu respiración. Mientras sea bueno para ti, cuenta las respiraciones por la nariz durante 1 minuto o de 4 a 6 respiraciones lentas.


Tenga en cuenta que incluso las mujeres embarazadas pueden hacer estas posturas. En estas últimas imágenes yo esstaba de 28 semanas. Solo la embarazada no debe intentar llevar demasiado el ombligo hacia dentro en la postura de gato y debe evitar la postura de vaca por si siente dolor en el estiramiento del abdomen.



Postura Cachorro Olhando pra Baixo

Postura Invertida Clásica

Colocar la cabeza por encima del nivel del corazón ayuda con la circulación sanguínea, drena la sangre a la cabeza y alivia la tensión en la parte inferior de la espalda, la espalda y el cuello.


Desde la postura de cuatro apoyos (mesa), mientras exhala, empuje los glúteos hacia arriba, estira las rodillas y lleve la cabeza hacia el piso. Con cada exhalación, empuje suavemente el pecho hacia las piernas, sin mover los pies y las manos. Relaje poco a poco el peso de la cabeza y el cuello hacia abajo. Con cada inhalación, observe una sutil apertura de los hombros hacia afuera, como para juntar los hombros detrás de la espalda.


Si tienes una hernia de disco o dolor intenso en la zona lumbar, flexiona un poco las rodillas para quitar la tensión de esa zona. Si tus talones no tocan el suelo, no te preocupes porque no es el objetivo instantáneo de la postura. El logro de esta postura viene con el tiempo de práctica.


Sugerencia: con los ojos cerrados si se siente mareado - abra los ojos, permanezca en la postura consciente de cómo se comporta y siente su cuerpo, prestando atención a cómo respira por la nariz, preferiblemente. Mientras sea bueno para ti, cuenta las respiraciones por la nariz durante 1 minuto o de 3 a 5 respiraciones lentas.



Postura de Estiramiento de la Zona Lumbar

La postura del niño es clásica para momentos en los que necesitamos un respiro o relajación o descanso. Es una postura que alivia la tensión en las caderas, la espalda baja y los hombros.


Desde la postura del perro que mira hacia abajo o de la mesa (cuatro apoyos), puedes alejar las rodillas un poco o tanto como necesites. Mientras exhalas, acomoda el torso hacia abajo entre las piernas o, si lo prefieres, sobre las piernas dobladas. Mantén tus brazos extendidos frente a ti y apoya tu frente o mentón o una de tus mejillas.


Diferencia entre acomodar el tronco entre las piernas y sobre las piernas:

a) sobre las piernas flexionadas y unidas, el tronco sobre ellas masajeará más profundamente los órganos digestivos lo que puede ayudar en la eliminación de gases. Nota: esta opción está contraindicada para mujeres embarazadas.


b) entre las piernas flexionadas y separadas, el tronco entre ellas aliviará la tensión en las caderas y la espalda baja.


Sugerencia: con los ojos cerrados, notando cómo respiras y cómo el cuerpo se entrega cada vez más al estiramiento de la postura. Mientras sea bueno para ti, cuenta las respiraciones por la nariz durante 1 minuto o de 3 a 5 respiraciones lentas.



0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo